DUDAS FRECUENTES: QUÉ ES LA FACTURACIÓN ELECTRÓNICA, CÓMO HACERLA Y OTRAS CURIOSIDADES
Rate this post

A lo largo de nuestras publicaciones te hemos explicado diferentes aspectos relacionados con la facturación electrónica. Hoy abordaremos algunos puntos de los que probablemente has tenido dudas y la idea es aclararlas de la mejor manera posible.

Empecemos por el principio: el CFDI (Comprobante Fiscal Digital por Internet) es un documento digital (generado y respaldado en medios electrónicos) que funciona como una constancia oficial de un ingreso, un egreso o un traslado de mercancías.

Existen varios tipos de CFDI, los cuales pueden clasificarse de acuerdo con su naturaleza:

  • Ingreso: factura electrónica, recibo de honorarios y recibo de arrendamiento.
  • Egreso: recibo electrónico de nómina y nota de crédito.
  • Traslado: carta de porte.
  • Pago: comprobante electrónico de recepción de pagos.

Un CFDI, del tipo que sea, siempre debe incluir el RFC del emisor y el receptor; y para que el comprobante sea oficial, debe contener el complemento del TFD (Timbre Fiscal Digital) y estar publicado en el portal del SAT.

A partir de la versión CFDI 3.3, siempre que se emite un comprobante fiscal, el RFC del receptor es validado en la lista de RFC inscritos al SAT. Esta base de datos es actualizada constantemente para asegurar que los datos del receptor sean siempre consistentes. Todos estos procedimientos son realizados de manera automática por tu proveedor de certificación de CFDI, mejor conocido como PAC.

Si eres nuevo en esta enredadera llamada SAT y no sabes por dónde empezar, tranquilo, tenemos el artículo perfecto para orientarte: GUÍA BÁSICA DE PRIMEROS PASOS PARA NUEVOS CONTRIBUYENTES.

¿Cómo hacer una factura electrónica?

Lo primero que necesitas es contar con un certificado de sello digital. Si no cuentas con él o no está vigente, debes tramitarlo ante el SAT, empleando para ello tu e.firma.

Lo siguiente es tener acceso a un sistema para facturación electrónica. Existen varias opciones en el mercado, algunas inclusive son gratuitas aunque con funcionalidad muy limitada. Por supuesto, la recomendación es que pruebes nuestro sistema DIGIBOX facturación, una opción amigable, rápida y segura que además te permite timbrar sin costo los primeros 60 días.

¿Ya cuentas con todos estos elementos? Excelente. Ahora sí procedamos a crear tu factura electrónica. Como ya mencionábamos al inicio, requerirás siempre el RFC de tu cliente. El resto de los datos como su domicilio, datos de contacto y hasta su nombre, los puedes omitir, pues son datos meramente informativos. Adicionalmente deberás especificar los conceptos a facturar, incluyendo su respectiva clave de producto o servicio y su clave unidad. En caso de no conocer estas claves, puedes hacer una búsqueda aquí.

Todas las especificaciones en relación con el llenado de tu factura electrónica, independientemente del sistema que utilices para ello, las podrás encontrar en la guía de llenado para CFDI 3.3 publicada por el SAT.

Como dato extra, si deseas revisar las facturas que recibes, ingresa aquí.

Entender todos los aspectos relacionados con el SAT y los contribuyentes como nosotros, a veces parece una misión imposible. Por ello, en DIGIBOX nos dimos a la tarea de publicar diferentes artículos para ayudarte a comprender de mejor manera estos temas, así como todo aquello que tiene que ver con tu facturación electrónica. Te invitamos a visitar nuestro sitio web y entrar a nuestro blog para conocer información útil y de relevancia para tus actividades fiscales.