Como cada año, durante el mes de abril, las personas físicas debemos presentar nuestra declaración anual ante el SAT.

Si en 2019 recibiste ingresos por sueldos, honorarios, arrendamiento, enajenación de bienes y/o acciones bursátiles, intereses o dividendos, entonces te corresponde pagar impuestos. Y es justamente por medio de la declaración anual que se determina cuánto nos toca pagar, o en el mejor de los casos, si nos corresponde una devolución (en el caso que durante el año hayas pagado en exceso).

Si bien, además de los contadores, hay un buen número de contribuyentes que ya dominan el proceso de la declaración anual, es una realidad que esta actividad sigue siendo desconocida para la mayoría. Así que, si tú eres de este último grupo de personas, la siguiente información sin duda te va a interesar.

En términos muy básicos, la declaración anual consiste en informarle a la autoridad fiscal qué ingresos acumulables percibimos durante el año, a este monto se le restan las deducciones personales autorizadas y así se obtiene como resultado la base gravable. La cantidad de impuestos a pagar se determina multiplicando la base gravable por una tasa (que varía en función del monto de los ingresos).

Es importante aclarar que no todos los gastos pueden ser considerados como deducciones autorizadas para efectos fiscales. La autoridad tiene muy bien definidos los rubros de gastos que pueden aplicar y también los límites de importes en cada caso. Para mayor detalle, te invitamos a consultar nuestro artículo sobre deducciones personales.

¿Puedo saber qué gastos podré considerar como deducciones personales?

Afortunadamente, a partir de este año es más sencillo conocer las deducciones que podrían aplicar para nuestra declaración, pues el SAT ha puesto a disposición de los contribuyentes una herramienta web llamada Visor de Deducciones Personales. El visor te permite conocer todos los conceptos que pueden ser considerados como deducciones personales en la declaración anual, así como facilitar la consulta del detalle de cada factura electrónica.
La herramienta es muy sencilla, lo que hace es consultar la información de los CFDI precargados en la base de datos del SAT y clasificarlos en dos categorías:

  • Deducciones Personales: en este apartado podrás conocer los conceptos que han sido identificados dentro de alguno de los rubros autorizados como deducciones personales. Los importes clasificados aquí son los que podrás deducir de tu declaración.
  • Deducciones Personales con Inconsistencias: en este apartado podrás visualizar los conceptos que no han sido ubicados dentro de alguno de los tipos de deducción personal por no cumplir con alguno de los requisitos establecido en las disposiciones fiscales, y que por tanto, no podrías deducirlos en tu declaración.


Puedes conocer el detalle de los conceptos en cada uno de los apartados citados, dando clic en el tipo de deducción que deseas consultar. Asimismo, para el caso de conceptos identificados como “deducciones personales con inconsistencia” se mostrará el motivo de la “no clasificación”, para que puedas acudir con el emisor de la factura a realizar las aclaraciones correspondientes.

Para acceder al Visor de Deducciones Personales del SAT, solo debes dar clic aquí. Podrás ingresar haciendo uso de tu contraseña de RFC, o bien, utilizando tu firma electrónica (e.firma).

Esperamos que esta información sea de bastante utilidad y te permita facilitar el proceso de tu declaración anual. Si tienes más dudas, te invitamos a dejar un comentario.