En el post pasado te platicábamos los cambios más importantes que el SAT (Servicio de Administración Tributaria) ha implementado con la nueva versión 3.3 para facturación electrónica, entre los cuales resaltan la inclusión de las nóminas, un nuevo y extenso catálogo de etiquetas, y la emisión de facturas en pagos a plazos o anticipos.

A pesar de que la facturación electrónica 3.3 entró en vigor desde el pasado mes de julio, la versión anterior continúa vigente para que todos los contribuyentes estemos bien preparados para el cambio definitivo, que entra en vigor de forma obligatoria el 1 de diciembre de 2017. Por eso, en DIGIBOX te recomendamos que si aún no utilizas la versión 3.3 del CFDI, aclares lo antes posible todas tus dudas, ya sea directamente con tu contador o a través de los portales y documentos disponibles en el sitio oficial del SAT, y comiences a emitir tus comprobantes digitales con la nueva versión.

Si ya tienes todo listo para empezar a elaborar tus facturas electrónicas con la versión más actualizada, esta es la información base para hacerlo:

Uso del CFDI.

Con la nueva estructura de facturación, el SAT busca que le indiquemos cuál será el uso que nuestros clientes le darán a las facturas que les emitimos. Es decir, si la requieren para presentar deducciones personales, como un gasto, una inversión, etc.

En DIGIBOX te recomendamos que mantengas una comunicación eficiente y constante con tus clientes, para que puedan compartirte de forma anticipada esta información y tú o tu contador estén preparados para colocar correctamente las claves correspondientes al catálogo, incluso en el caso que el cliente aún no defina el uso de su CFDI.

Especificar impuestos.

Uno de los objetivos principales de la facturación electrónica 3.3 es conocer con mayor detalle la actividad económica de los contribuyentes, por lo que es de vital importancia que cada uno de los conceptos en nuestras facturas especifiquen la cantidad de impuestos, trasladados y retenidos.

Esto significa que en cada concepto se debe detallar su valor total, la tasa empleada y el importe que queda como resultado, para finalmente sumar los impuestos trasladados y los subtotales.

Uso de claves de productos y servicios.

Como te platicamos en el post anterior, el SAT ha actualizado su catálogo de productos y servicios con más de 50,000 etiquetas posibles para cualquier actividad económica que realicemos los contribuyentes.

Cada una de nuestras actividades cuenta ahora con una clave de categorización que tendremos que incluir en nuestros CFDI 3.3. Aquí se identifica la actividad, su segmentación, grupo y clase de cada uno de nuestros productos y servicios. En este punto es importante que tú y tu contador tengan claras las etiquetas que le corresponden a tu actividad. Puedes consultar el catálogo completo del SAT aquí.

Métodos de pago.

En esta nueva versión 3.3, el SAT ha hecho una modificación al concepto de “métodos de pago”, ya que en la versión anterior 3.2, se refería a las opciones de efectivo, cheque o transferencia electrónica, y en esta actualización, el método se define en “Pagos de una sola exhibición” o “Pagos en parcialidades”.

Como bien te lo puedes imaginar, ahora llamaremos Formas de Pago a las transacciones hechas en efectivo, cheque o transferencia electrónica. Suena sencillo, pero es muy importante no confundir estos conceptos para que nuestras facturas electrónicas sean correctas.

Anticipos.

Este es uno de los agregados más importantes que encontramos en la facturación electrónica 3.3, ya que, con esta nueva versión, podemos especificar los CFDI que corresponden a anticipos de nuestras actividades.

¡OJO! Es muy importante que tengamos claro que el SAT acepta un CFDI de un anticipo, cuando “no se conoce o no se ha determinado el servicio o bien que se va a obtener, o el costo del mismo”.

¿Qué significa esto? Que cuando sí tenemos la certeza del producto o servicio que estamos facturando, así como del monto final, tendremos que catalogarlo en la modalidad de Pago en parcialidades, y no considerarlo como un anticipo.

EMPIEZA HOY A REALIZAR TU FACTURACIÓN ELECTRÓNICA CON LA VERSIÓN 3.3

Esperamos que tengas en cuenta esta información al momento de emitir tus Comprobantes Fiscales Digitales con la nueva versión 3.3 y también te recomendamos consultar con tu contador, así como en los distintos materiales oficiales que el SAT pone a nuestra disposición, como la Guía de llenado de los CFDI que puedes consultar aquí.

 

¿Dudas?

CONTACTA A UN ASESOR.