Si eres empresario o estás iniciando una empresa, te pueden surgir muchas dudas relacionadas con la facturación electrónica y con tus obligaciones ante el SAT. Para resolverlas es recomendable consultar varias fuentes, como son el contador público, los blogs especializados, documentación pública del propio SAT y, por supuesto, la información que compartimos los proveedores de certificación de CFDI.

¿Qué significa ser una PYME?

Si tu empresa tiene un volumen de ingresos pequeños o medianos, el valor del patrimonio no es muy alto y tienes un número de trabajadores limitado, significa que estás clasificado como una PYME (Pequeñas y Medianas Empresas). Aunque tu empresa sea pequeña, si genera empleos y ofrece algún servicio o producto, también deberás facturar a tus clientes y pagar puntualmente tus impuestos.

Desde el 29 de octubre del 2013 fue aprobada la Reforma Fiscal en la que se integra la Nueva Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR) y del Código Fiscal de la Federación (CFF), por lo que, a partir del 1 de enero de 2014, todos los contribuyentes, tanto personas físicas como morales, están obligados a emitir CFDI (Comprobante Fiscal Digital por Internet). Los patrones tendrán la obligación de expedir y entregar comprobantes fiscales a todas aquellas personas que reciban de ellos pagos por prestación de servicios, sueldos u otras prestaciones.

¿Cómo voy a facturar?

Para emitir y timbrar tus comprobantes fiscales, deberás utilizar un software de facturación electrónica. Existen múltiples opciones en el mercado, algunas gratuitas y otras de paga. La mayoría te permiten llenar, timbrar y enviar tus facturas directamente al correo del cliente. Algunas incluyen opciones de almacenamiento y las más completas inclusive incorporan elementos como nóminas y otros complementos para CFDI.

En DIGIBOX tenemos el software adecuado para emitir y timbrar facturas electrónicas, nóminas y complementos de pagos, ya que somos un proveedor autorizado de certificación (PAC). Esto te garantiza que tus comprobantes fiscales cumplen con todas las validaciones y que son entregados puntualmente al SAT.

¿Qué beneficios se logran al facturar electrónicamente?

Si bien es un tema obligatorio, el hecho de que la factura ya sea electrónica también implica algunos beneficios para todas las partes, entre ellos:

  • Te ayuda a reducir gastos operativos, ya que se eliminan procesos de impresión, de mensajería y de almacenamiento.
  • Mayor certeza fiscal, pues, al realizar tu facturación electrónica con un PAC, tendrás la seguridad de que tus comprobantes fiscales cumplen con todos los requisitos y son enterados puntualmente al SAT.
  • Menos procedimientos de administración, utilizando sistemas de facturación electrónica puedes integrar procesos y aplicaciones, evitando duplicidad de funciones.
  • Menos errores cuando generas y timbras tus facturas, pues los comprobantes fiscales son validados siempre antes de realizarse el timbrado y envío al cliente.
  • Mejor control en tus facturas, tendrás mejor organización y almacenamiento de comprobantes, será más fácil buscar y localizar para disponer de la información en cualquier momento.

Facturar electrónicamente te traerá muchos beneficios a tu operación, además de estar en regla con el SAT y brindar toda la certeza de formalidad a tus clientes.

Te invitamos a formar parte de DIGIBOX, aprovechando nuestra promoción de 60 días de servicio ilimitado y gratuito, para que conozcas lo sencillo que es facturar electrónicamente con nuestro sistema.

Con información del SAT e INADEM.